#3DE3, VOY A DEJAR DE QUEJARME

 


Iba a escribir mis quejas de la semana, que no son pocas: que la falta de mujeres en el pódium de “bautizo” de la CDMX, que los micros y buses que siguen haciendo lo que se les da la refregada-gana –paradas a media calle, ¿juay not?-, que los taxis salvajes, que la basura en la calle, que los robos de la “clase política”. O sea, lo normal del #estamoshastalamadre.

Las quejas en “redes sociales” (ese extraño ente de superpoderes cosmogónicos) y los memes se replican sin parar, y es cuando caigo en el “todos son unos corruptos, todo está perdido, mudémonos de planeta”… ese hartazgo no sé si crece o sólo se magnifica con los tuits. Crecí en los 80, entre sobresaltos devaluatorios y quejas de una familia “resignada al PRI” que jamás se imaginó la alternancia. No quiero que Celu crezca así porque, la verdad, las cosas sí han cambiado y pueden cambiar más.

Incluso quizá gracias a los memes, que contribuyen a interesar e informar de lo que ocurre, quizá ahí se empieza a formar ciudadanía. Y claro, sumen a iniciativas como 3de3, que nació en 2015, cuando el IMCO y Transparencia Mexicana hicieron la #cordialinvitación a candidatos para que presentaran su triple declaración: patrimonial, de intereses y fiscal.

A la fecha, sólo 340 funcionarios han publicado su #3de3, NINGUNO del gabinete federal, nueve gobernadores, 41 diputados locales, ¡16 de 128 senadores! Y están mejor los diputados: 72 de 500. O sea, les valen las invitaciones, o sea, hay que obligarlos, porque las democracias no son precisamente espacios para la #justiciadivina.

(Por cierto, entre los que NO han presentado su #3de3 está el jefe de Gobierno, al que pueden mandar un tuit desde la página tresdetres.mx: .@ManceraMiguelMX los ciudadanos queremos que seas un #FuncionarioTransparente y publiques tus #3de3)

Esta semana, el proyecto creció y nos convocó a hacer algo más que convertir Facebook en el muro de los lamentos. La iniciativa Ley 3de3 busca que ustedes y yo hagamos algo concretito para reducir los niveles de corrupción: firmar una petición para presentar una Iniciativa Ciudadana de Ley General de Responsabilidades Administrativas, que si se aprueba, obligará a los servidores públicos a presentar sus tres declaraciones: cuánto tienen (¿cuántas Casas Blancas falta marcar en Google Maps?), quiénes son sus compadres y prestanombres, y si además de gastarse los impuestos, también los pagan.

Ahora sí, tenemos la oportunidad: #paredequejarse y convenza a amigos, maridos, esposas y vecinos de firmar. El formulario – que está en www.ley3de3.mx – es super sencillo y sí, hay que dar algunos datos personales: nombre completo, clave de elector, firma y –opcionalmente- cuenta de Twitter, pero todo perfectamente apegado a la ley, pues el proceso debe hacerse “a la antigua”: en papel y con letra de molde porque con un like no se logra validar iniciativas de ley.

Se necesitan 120 mil firmas, así que YA estoy juntando al menos 10 para llevarlas a algún punto de entrega y sumarme al hacer y no sólo quejarme. Celu irá conmigo, para que vea que podemos transformar este país. Porque, digo yo, si tanta gente dice que es decente, que no roba y que le indigna la corrupción, seguro somos más “los buenos” que aceptaremos firmar para demostrar que –en serio- estamos hartos de la corrupción.

Esta #CrónicadeTaxi se publicó originalmente en Máspormás el 5 de febrero de 2015.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s